Chasing Almacigas

I'm Camino Mortera, and I think and write on the EU, internal security, migration, counter-terrorism, Sundays in Berlin, yellow skirts and blue skies. In English, Spanish and (sometimes), French

La buhardilla en Madrid

Me han pasado unas cuantas cosas desde el 6 del 6, mi día nacional de la eurodecepción. Me han pasado un vuelo y estancia de un mes-curso de francés subvencionado por el INEM incluido- en Barcelona, unas cuantas lágrimas al dejar la casita kitsch con vistas al mar, unas cuantas desesperaciones al llegar a la capital del imperio a la caza y captura de una casa que nunca será mía, unas alargadas vacaciones con la familia, que ya tocaban, y un San Mateo hardcore que amenazó con derribarnos, pero no pudo, porque luchamos, a base de polvos mágicos (nunca lo que usted se cree, sin receta médica, de venta en farmacias), mágicos polvos y “a mi la resaca dame igual, que pa eso son 4 días al año…”

Me han pasado muchas cosas, y la más importante es que me voy de nuevo a la ciudad de las coles. Quizá-o seguro- no fuera la primera opción, seguro que-incomprensiblemente- me da mucho más miedo que la primera vez, quizá el amor después del amor, después del amor, después del amor (o las ciudades después de Berlín) no existan, y Bruselas, como las tochas del Campa, no pueda ser real.

Pero here we go! volveré a cagarmehastaenlaputamadrequeloparió con perdón, madrugando en sábado para ejercer de compradora compulsiva de tesoros vintage en Les Petits Riens, a pasar miedo en el Delirium (sí, queridos lectores, por muy borracha que una esté, siempre le ataca el recuerdo de una de esas bandejas asesinas cayendo al lado de su mesa y de haberse salvando, por poco, de una de las muertes más absurdas, belgas y alcohólicas de la historia), a correr por el Parc Leopold, que ya no será el Parc Leopold si no otro Parc que esté más cerca de mi nueva casa, y un largo etcétera del que espero dar buena cuenta en este, mi olvidado blog.

De momento escribo desde una buhardilla madrileña, a la espera del traslado a la buhardilla en bruselas-obra del mismo título que el libro que descansa en mi mesita de noche- y me reconcilio día a día con esta ciudad que en otoño, como mínimo, se pone sus mejores galas y te invita a disfrutar de estar, como dice mi compañero de viaje, donde todo pasa.

Advertisements

2 responses to “La buhardilla en Madrid

  1. txe September 23, 2009 at 4:03 pm

    la tochas del Campa pertenecen al territorio de las fantasías más aberrantes. Como el Campa en sí mismo.

  2. laespumadelosdias September 30, 2009 at 10:27 am

    Bueno, si por lo menos el que te vayas a Bruselas supone que retomes el blog ya ha merecido la pena 🙂 Te debo un mail contándote vida y milagros, en cualquier momento te lo envío.

    Suerte con los re-inicios y los reencuentros, aunque sea con las ciudades.

    Mua!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: